CARGA VIRAL DEL COVID-19 EN NIÑOS

  • Los niños durante esta pandemia han tenido un comportamiento de la enfermedad en su mayoría benigno, sin embargo si se han encontrado casos de niños con síntomas graves y otros con síndrome inflamatorio multisistémico asociado a COVID- 19 que conlleva a una falla multiórganica. En países como Estados Unidos se ha encontrado una baja incidencia del síndrome inflamatorio multisistémico, con <1% de los pacientes infectados, en Colombia aun no contamos con datos relacionados a este síndrome.

    Se ha demostrado que la tasa de ataque en niños es similar a la presentada en los adultos jóvenes, lo que les daría un igual riesgo de infección, sin embargo frecuentemente cursan con infección asintomática donde se ha reportado que el riesgo de contagiar la infección es menor. Los estudios se han esforzado en buscar cual sería el factor protector existente en la edad pediátrica proponiendo estos enunciados:

    • Existe en los pulmones unos receptores relacionados en la fisiopatología del COVID-19 que se presentan en menor cantidad que en los adultos, especialmente en los menores a 10 años.
    • Los niños tienen memoria inmunológica a otros virus y estos los protege contra el COVID-19

    La controversia continua y en un estudio publicado la semana pasada se reportó que los niños tendrían una carga viral mayor, con potencial transmisión entre niños y sus familias, sin embargo, en las infecciones virales se deben tener en cuenta varios factores como son la tasa de infección secundaria, tasa de ataque clínico secundario, el tiempo de generación de síntomas entre otros aspectos epidemiológicos.
    Al evaluar que tan transmisores de la infección son los niños, se ha evidenciado que especialmente los niños menores a 10 años transmiten menos la enfermedad que los adultos y se ha planteado que el dato acerca de la carga viral no es igual a la capacidad de infectar a otros que tiene esa persona, por lo que toda la enfermedad relacionada con el coronavirus se debe evaluar con precaución, pues cada día surgen nuevos datos que pueden reforzar o contradecir lo que se sabe hasta el momento.
    ¿Qué hacer?

    Sin duda alguna se deben mantener las medidas de protección personal en todos los escenarios, garantizando el autocuidado y brindándole seguridad a quienes más amamos.

    ¡Es muy importante mantener las medidas de prevención de la enfermedad en todas las edades!

Los niños no son inmunes a esta infección y sus síntomas no se correlacionan con la exposición y la infección.